Cada vez son más los pediatras y nutricionistas que subrayan la importancia del desayuno en la etapa escolar. El dicho “desayunar como un rey…” hace referencia a ello. En España es aún frecuente que los escolares asistan a la escuela con la sola ingesta de un vaso de leche con cacao y alguna galleta.

El 70 por ciento de los niños que no desayunan no lo hacen por falta de apetito sino por no estar suficientemente despiertos. Cerca del cuarenta por ciento entre 6 y 12 años cenan y se acuestan demasiado tarde. Algo a corregir, pues a la hora de desayunar aún no se han quitado el sueño.

Para poder desayunar en casa hay que levantarse con tiempo suficiente y haber preparado la ropa y la mochila el dí­a anterior.

Qué debe incluir el desayuno de un escolar:

Hidratos de Carbono: proporcionarán la energí­a fí­sica necesaria pan, tostadas, copos…. No conviene tomar aportes excesivos de azúcar.

Frutas: la fructosa mantiene el tono energético al liberarse paulatinamente, durante más tiempo que otros azúcares. Son preferibles a los zumos pues tienen fibra, hidratos de carbono, agua, vitaminas, y minerales (calcio fósforo, hierro y magnesio para el funcionamiento muscular).

Proteínas: las funciones orgánicas, metabólicas y de formación de tejidos requieren estos principios nutricionales que, además de en carnes y pescados, se contienen en huevos, lácteos -como queso o yogur, frutos secos, legumbres etc.

Grasas: Se han de preferir las no saturadas. El aceite de oliva virgen extra es insuperable. Agregarlo sobre una tostada con tomate triturado con la batidora, o sin él, es una buena opción.

Tomados estos alimentos en su justa medida aportarán las energías necesarias para comenzar la jornada. Algunos escolares se duermen durante las primeras horas de clase. Ello se debe a niveles bajos de glucosa. (No están en condiciones de atender al profesor ni de concentrarse en sus tareas. Si además tienen un examen a primeras horas, no tendrán energí­a para afrontarlo).

Cómo conseguir que un escolar que desayuna un vaso de leche pase a tomar un desayuno energéticamente eficiente: Iremos añadiendo gradualmente a su desayuno la tostada con miel o mermelada, un poco de fruta etc.

Es muy importante que desayunen en familia, a ser posible. Es un momento familiar en sentido pleno: la primera reunión de la familia en el día. Podemos en ella introducir el reparto de tareas, ayudando cada cual según su capacidad. El desayuno familiar comporta dos caracterí­sticas:

  • Que sea un momento relajado y sin estrés.
  • Que los niños/as vean que sus padres toman un desayuno consistente (en esas edades el ejemplo es primordial); no olvidemos que estamos transmitiendo hábitos que perdurarán.

ACTIVIDAD (aprender la canción)

  ‘desayuna para triunfar’  

© Mª Teresa Carretero y Felipe García

pulsar el AUDIO para escuchar

Soy el desayuno, yo soy muy especial /para empezar el día con ganas de triunfar.

Con un buen desayuno contento al cole irás;/ en cuentas y en lectura muy bien funcionarás. 

 ¡Qué buen desayuno para empezar /qué buen desayuno para triunfar!  

Con fruta, naranja o zumo natural, tostadas con aceite, huevo, leche y cereal,/ verás que bien prontito a tono te pondrás / para empezar el día con ganas de triunfar.

¡Qué buen desayuno para empezar /qué buen desayuno para triunfar!

 

Facebook Messenger
Share This