Trabalenguas ‘Cuenta-cuentos’

En trabalenguas algo largos y con palabras parecidas, se complica la dicción. Esa dificultad no será un desafío si utilizamos la comprensión lectora al comienzo de esta actividad.

Cuando cuentes cuentos, cuenta cuántos cuentos cuentas. Si no cuentas los cuentos que cuentas, no sabrás cuántos cuentos has contado.

 

Trabalenguas ‘Qué cosa quieres’

 A veces no somos comprendidos por no ser muy claros. Es en la infancia cuando aprendemos a expresar claramente los deseos, los problemas, qué nos duele, qué nos afecta o qué necesitamos. 

Si quieres una cosa, di qué cosa quieres, pues si no dices la cosa que quieres, ¿cómo quieres que sepan qué es lo que quieres?

Trabalenguas ‘El pato Lolo’

Lectura comprensiva: La primera línea concreta la escena. En la siguiente, el narrador interpela al personaje. Este habla a continuación: Lo que quiere es estar solo. -Puede que a veces convenga comprender tal deseo… (o no?).

El pato Lolo está solo.

¿Cómo estás tan solo, Lolo? – Yo Lolo no solo estoy solo; lo estoy porque tan solo quiero estar solo.

Trabalenguas ‘Animalitos’

En este trabalenguas utilizaremos estrategias de memoria: quiénes, en qué orden y qué hacen.

Aprendido eso, la rima es buena ayuda para memorizar.

 Un pato, un perro y un gato juegan por pasar el rato

y la cerdita Camila atenta los vigila.

Paco el pato quiere mejorar su canto. Benito, el perrito, quiere pillarse el rabito y Tito el gatito juega a cazar un mosquito.

Trabalenguas ‘Lobo y cordero’

El esquema clásico:  a- Planteamiento (líneas 1 y 2 ) b-Nudo argumental: qué piensa cada personaje del otro c- desenlace : el cordero escapa dando brincos. Como antes hemos dicho, retener esa simple trama ayuda la memorización.

Un lobo y un corderillo bebiendo están en el río.

Parece el lobo inocente, pero el cordero adivina lo que el lobito maquina:

‘a ese los dientes le hinco’… Pero el cordero ya se escapó dando brincos.

Trabalenguas ‘El Generoso’

Con este trabalenguas aprendemos algunas palabras que derivan de otras (generoso – generosidad) y otras parecidas pero con distinto sentido (malvado – malvas). Podemos introducir palabras con polisemia (mona que se come y mona del zoo)…

El generoso genera generosidad; el envidioso envidia generará y el malvado no malvas, sino maldad.

¿Tú, amigo, qué generas? –Genero generalmente amistad.

Facebook Messenger
Share This