El Simpático Ratón: La primera de las recetas que el duende dejó para los niños y niñas es este ratoncito: Se hace con medio huevo duro. La boca y ojos son pimiento. Los bigotes, ramitas de perejil o cebollino. Las orejas son queso o se podría usar zanahoria o rabanito. Para colocar las orejas y el rabo se hace una incisión en el huevo. La base son canónigos. El corazón: de una salchicha se corta en diagonal junto al extremo dos trocitos y se unen por el corte, usando un palillo. Finalmente se espolvorea con queso, que habremos rallado.

La Casa de los Ositos es de pan de molde, como también su base; de su corteza son las paredes, la base, el techo y la chimenea. Trocitos de tomate ‘cherry’ forman las tejas. Las ventanas son queso, y su marquetería, jamón o mortadela. La puerta, queso, con los bordes de pimiento. Los ositos son de mortadela u otro fiambre -hechos con molde. El Sol: Queso y trocitos de pimiento -troquelado a círculo con un tapón de botella de agua. El humo es pimiento y mortadela.

El Pequeño Monstruo Sonriente consta de dos rebanadas de pan de molde; entre ellas se sujeta la lengua, de mortadela. Los dientes son trocitos de una loncha de queso. Las cejas son cebollino. Para los ojos usamos como base salmón ahumado y sobre él trocitos de oliva negra. La boca es pimiento rojo y las orejas son de tomate. Las pecas son sucedáneo de caviar y el pelo, hojas de endivia.

El Caracol de Mandarina. Se recorta cáscara para la parte anterior del cuerpo más la que queda debajo hasta aparecer por detrás la cola. Habremos quitado los laterales de la cáscara practicando dos cortes circulares con cuidado. En la parte frontal habremos dejado la parte de cáscara que simula los cuernos, teniendo cuidado al despegarlos del resto de la cáscara. Con un bolígrafo pintamos los ojos y la boca. Para hacer la cola habremos hecho dos cortes en la corteza dejando el resto de esta de anchura decreciente hasta su final. Ese final se despega de la mandarina para que sobresalga. Completan el plato unas rodajas de manzana y unos granos de uva blanca.

El Reloj de Naranja. Se corta una rodaja circular manteniendo su piel. Los puntos horarios son trocitos de cereza, teniendo más longitud los de las horas 3, 6, 9 y 12. Las manecillas son tiras de corteza de naranja. En el centro de donde parten las manecillas hay un arándano. En las 12 hay una uva negra con ojos (de manzana) y boca (de cereza). Rodean al reloj 6 arándanos. En la parte superior se ha espolvoreado canela en polvo.

Dos Palmeras. Las ramas son gajos de mandarina. Mitades de plátano o banana forman el tronco; en la base. La banana está sobre un lecho de rodajitas de manzana Golden.

Todas estas recetas tienen la característica de no requerir cocina. Son, por ello, adecuadas para realizarlas en el aula e igualmente en casa, obviamente.

– Todas estas recetas tienen como característica que no requieren cocinar. – Son, por ello, adecuadas para realizarlas en el aula, y también en casa, obviamente. – Pueden incentivar la idea de que, al ser mixtas las aulas socialicen adecuadamente y deshagan en cierta medida el estereotipo de asociar la preparación de alimentos a uno de los géneros.
Facebook Messenger
Share This