Select Page

Preparando Halloween / Halloween Preparations

Preparando Halloween / Halloween Preparations

Este cuento de Halloween pone en valor la importancia del trabajo en grupo: en él todos y cada uno son importantes

  ¡Reunión general!, gritó la bruja jefa. ¡Hay que ensayar! Solo falta una semana para el gran día. A ver: estáis todas y todos?

-No, respondió una pequeña araña; Picky está revolcándose en el barro y despeinándose el pelo; dice que en el último ensayo le reñiste porque iba muy limpia y repeinada. Es verdad, respondió la bruja jefa: para Halloween tenéis que estar sucias y sucios, feas y feos, pues si no, ¿cómo asustaremos a los niños y niñas? Están esperando ese dí­a todo el año para sentir miedo, mucho, muchí­simo miedo: tenemos que conseguir que eso ocurra.

¡A ver!, volvió a gritar: ¿dónde se han metido todos los gatos negros? ¿qué hacen?

Roly, una gatita a rayas dijo: están asustándose unos a otros para tener los pelos de punta y parecer gatos malí­simos. -Y tú, Roly, ¿qué haces aquí­?

Pues yo, nada: ¿no ves que soy a rayas? ¿Cómo va a asustar un gato a  rayas? La bruja jefa, tras pensar un poco, dijo: veamos, Roly: ve a la peluquerí­a de las brujas, diles que te mando yo, que te tiñan las rayas para que brillen en la oscuridad: seguro que darás muchí­simo miedo. Pero ¿siempre tendré el pelo para dar miedo? Preguntó Roly; a mí­ me gusta ser un gato a rayas.

-No, Roly, eso solo será para Halloween; después, cuando te laves, se te quitará. -¡Pe.. pe.. pero si yo no me lavo! Los gatos nos lamemos pero no nos lavamos. -¡Ay, Roly: haz lo que quieras!. Habla con las peluqueras y ellas te lo explicarán, yo ahora estoy muy ocupada.  La bruja jefa siguió gritando llamando a todos al ensayo general.

¡Pero dónde están las Calabazas! ¿Qué pasa con las Calabazas, dónde se han metido?

¡¡Rayos y centellas,

lenguas de trapo, ojos de sapo,

barba de pigmeo_si no lo veo, no lo creo!!

Se oyó una voz que intentaba hacerse oí­r: No, no, no sigas con el conjuro. -¿Quién osa interrumpir mi conjuro? dijo la Bruja Jefa.

                      Todos callaron; entonces Pammy, la pequeña calabaza, salió del rincón en que estaba y dijo: Jefa Bruja, soy yo Pammy. -Ya te veo, pequeñaja, ¿qué quieres? ¿Acaso sabes dónde están tus compañeras?

                            

This tale emphasizes the importance of team work, where all are equally important.

General meeting! –the chief witch called out. We need rehearsing! There’s only one week before the great event. Let’s see: is everyone present?

-No, answered a little spider: Picky is still wallowing in the mud and dishevelling her hair; she says that you reprimanded her on the previous occasion on account of her cleanliness and neat hairstyle. True indeed, answered the chief witch: For Halloween you all should look dirty he-ones and dirty she-ones, otherwise how could we make children scared? They’ve been all year looking forward to the day when they shall feel scared, really, utterly scared. We must make that happen.

Let’s see!, she shouted again: where on earth are all the black cats? Roly, a striped kitten, said: They are all scaring one another so they can get all their hairs on end and can look really wicked cats. -So what are you doing here, Roly?

Why, nothing: I’m not black but striped, can’t you see? How could a striped kitten possibly scare anyone?. The chief witch thought a short while and said: let’s see, Roly: Go to Witches Hairdresser’s and order them to dye your stripes so they shine in the dark. You will really scare in that guise, no doubt. –But will I always keep a scary hair? Roly asked; I’d rather keep striped.

No worries, Roly: this will only be for Halloween ;that dye will go when you wash. -But… but I never wash! We cats lick ourselves clean but never wash. -Well, Roly: do as you please! Talk to the hairstylists; they’ll explain you everything, I am too busy now.

The chief witch kept yelling her summons to general rehearsal.

-But where are the pumpkins, what’s the matter with them?, where’ve they gone?

Thunderbolt and lightning!,

tongues in tatters!, toad’s eyes!

pigmy beards!! – I can’t believe what I hear!!

A voice striving to be heard said: stop, please stop casting your spell. -Who dares halt my spell?, said the chief witch.

They all kept silent; then little Pammy, the smallest pumpkin, came out of a corner and said: Chief witch, It’s me, Pammy.  –I can see you, tiny one, what about you?, Maybe you know where your companions are?

-Sí Bruja Jefa, están en el río lavándose muy bien para estar brillantes y relucientes. Después van a pintarse los ojos y la boca de color negro para estar terrorí­ficas y dar miedo.-Bien, ¿y tú? dijo la Jefa Bruja, mientras la señalaba con el dedo ¿por qué no estás con ellas?

Pammy se puso triste y habló bajito: porque no quieren que las acompañe. ¿Y eso?, dijo la bruja muy enfadada. -Pues, pues porque dicen que soy pequeñaja y nadie me verá. Pero eso no es problema: te pones con las calabazas grandes; problema resuelto. No, hay más, dijo Pammy. ¿Pero qué mas? cuéntalo. -Es que ayer se reunieron y dijeron que yo, que yo… (y echó a llorar) -Criatura, habla, dijo la jefa. -Que yo no sabí­a dar miedo y que lo hací­a muy mal y no querí­an ir conmigo. Así­ que esa noche me quedaré en casa solita hasta que volváis.

                                La Bruja Jefa se enfadó muchísimo y dijo: pues si no vienes tú, ellas tampoco: ¡O vamos todos o no se hace Halloween!.

La pequeña calabaza se preocupó mucho y dijo: pero eso no es posible: los niños y niñas están esperando todo el año esa noche para pasar muchí­simo miedo; no les podemos hacer eso. No, respondió la jefa: ¡no es nuestra culpa!, son ellas las que con su actitud impiden el desfile. Bruja 1ª 2ª y 3ª: id al rí­o y contadles a las calabazas que de ellas depende que este año desfilemos en Halloween; espero una respuesta rápida.

Pammy, la pequeña calabaza preguntó: ¿Seguro que haríais eso por mí­? -Claro, respondió la Bruja Jefa. Somos un grupo y cada uno de nosotros es muy importante. Y tú -gritó a una araña malí­sima- enseña a la pequeña calabaza a poner una cara horrible. -De acuerdo, dijo Pammy: luego ensayaré muchí­simo en casa hasta que lo consiga. Muchas gracias, bruja buena.

                                -¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? ¿Qué he oí­do? ¡La brujas somos malas siempre!; bueno, casi siempre.

***

El desfile de Halloween fue impresionante, el mejor en muchos años. La pequeña calabaza desfiló rodeada de los gatos negros y dio mucho, muchí­simo miedo a todos los niños y niñas. 

FIN

©Mª Teresa Carretero García

Yes, chief witch: they are on the river bank getting thoroughly washed to be flashy and shiny. Then they’re going to paint their eyes and mouth black to cause fear and terror. –So what about you? -she said pointing at her- Why aren’t you with them?

Pammy got sad and said in a whisper: you see, they don’t want me to go with them. “Why is that?, she yelled. –Why, they say that I’m stunted and that hardly can I be seen. –But that isn’t a problem: You stay with the big pumpkins, a solved problem. –No, said Pammy: there’s something else. -So what is it, just tell me.

The thing is, they all met yesterday and said that I… that I (she broke into tears) -Come on, brave little one, said the chief witch. They said I couldn’t… didn’t know how to scare, that I was very bad at it, and that they did’t want me with them. So that night I will keep at home till everyone comes back.

This annoyed the chief witch a lot, so she said: Well, if you are not coming, neither will any of them: Either we all go or there’s no Halloween!

The little pumpkin got very worried and said: But that is not possible: the little girls and boys have been looking forward to that evening to get really scared. We can’t do that to them. -No, no, answered the chief witch: its’s not our fault!; it’s their attitude that blocks the parade. -Witch one, two and three: go to the river and tell the pumpkins that it’s up to them whether we shall or shan’t parade for Halloween; I want a quick answer.

Pammy, the little pumpking asked: ¿Would you really do that for me?  -Sure, answered the chief witch. We are a group, a team: each one of us is very important. And you -she shouted to a very wicked spider- teach the little pumpking how to show a horrid, scary face. –Okay, said Pammy: then, I”ll do intensive practice at home till I get it right. Thank you very much, nice witch.

-What’s that? What do I hear? We witches aren’t ever nice; we are always wicked!. Well… almost always.

***

The Halloween parade was spectacular, the best in many years. The little pumpkin paraded surrounded by the black cats, and scared all children, boys and girls to death.

THE END

©Mª Teresa Carretero García

ACTIVIDADES para los más pequeños

Presentamos estas sugerencias de actividades Halloween para pasar una tarde entretenida. Son manualidades: para ellas solo se requiere cartón, colores, rotuladores, pegamento, plastilina, tijeras romas … y un poco de ilusión; siempre con ayuda de algún mayor.

DECORAR UNA CALABAZA: Las fotos de arriba indican tres fases de la decoración de la calabaza. Como material principal la calabaza, que aquí vemos  ya con su boca y nariz en plastilina roja. A continuación uno de los detalles, el gusano, realizado con plastilina (notad la boca en plastilina roja, los puntos blancos -mismo material- y uno de esos ojos móviles que venden en las tiendas de manualidades, luego la calabaza ya terminada con estos añadidos en nplastilina: arriba la araña, los dos ojos múltiples sobre plastilina amarilla, el gusano que ya vimos antes, dos rasguños -uno a cada lado (en el de la izquierda lo blanco simula esparadrapo) y un único diente bajo el labio superior.

Los tres muñecos se hacen con el interior de rollo de papel higiénico: los detalles pintados son lo primero a poner. La brujita del centro se completa con un cucurucho como sombrero -que puede ser vertical como en la foto o algo inclinado hacia atrás -según cómo recortemos su base. El ala -círculo de cartulina, en este caso pintada roja, es lo que sustenta el sombrero sobre la figura. La nariz -que en esta foto hace algo de sombra debida al flash- es un fino y alargado cucuruchito, que directamente hemos pegado con cola. Las otras dos figuras tienen parecida hechura. Podrían hacerse los ojos y boca separadamente , pintarlos y luego pegarlos.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *