A veces, determinados juegos pasan de moda y son sustituidos por otros más modernos. Aalgunos juegos tradicionales, sin embargo, como parchís, juego de la oca, tres en raya, dominó, se han mostrado muy interesantes en el desarrollo evolutivo. Los psicólogos así lo afirman por su influencia potencialmente beneficiosa en varios aspectos formativos.

Sus efectos se extienden también a aspectos de las relaciones de grupo y la emotividad de niños y niñas, entre otros los siguientes.

-Los niños y niñas aprenden a respetar normas -las del juego-, y a intervenir cuando les toca respetando el turno.

-Practican la aritmética, pues están durante todo el juego haciendo sumas.

-Refuerzan la concentración, ya que tienen que estar atentos al juego prestando atención y sin distraerse.

-Aprenden a gestionar emociones: el éxito al ganar y la tristeza o enfado al perder.

-Aprenden y practican estrategias mentales y sociales, aspecto muy importante en su desarrollo.

-Si se juegan en familia, cualquiera de estos juegos, refuerza los lazos de unión entre sus miembros, la empatía y la armonía familiar.

– Se integran en la relación  intergeneracional, al participar abuelos, hermanos, padres etc.

Algunas curiosidades:

Estos juegos se inventaron hace muchísimo tiempo.

-El juego del dominó fue inventado en China hace más de 1000 años. En el siglo XVIII los comerciantes lo llevaron a Italia y de allí pasó a los demás países europeos.

-El juego de la Oca es un juego que jugaban los templarios en la Edad Media antes del siglo XI.

Fue en la corte de Felipe II donde se puso de moda, pasando luego a toda Europa. Era un juego que practicaban los nobles.

-El tres en raya se invento en Persia  hace 15 siglos. Los comerciantes en sus viajes lo difundieron por el mundo. Es un juego de estrategia. En la edad Media era el juego favorito de los pobres.

¿Quieres construir con El Dragón Enano un juego de la Oca, un Dominó y un Tres en raya? Pues…vamos a ello.

Facebook Messenger
Share This