Una ovejita estaba pastando en un prado.  La hierba era muy fresquita y estaba muy rica. 

Se acercó un lobo por el prado; tenía una mancha de color blanco en la frente. 

La ovejita le dijo: ¡que  mancha tan original tienes! 

Sí –contesto el lobo-, solo la tengo yo. Y comenzó a llorar . 

¿Qué te pasa lobito guapo?, pregunto la ovejita. 

Tengo mucha hambre, contestó.

Pues come, dijo la ovejita.   

No me gusta lo que veo, dijo el lobo. Y la ovejita le contestó:

– Si tuvieras hambre de verdad, comerías cualquier cosa. Pero el lobo le dijo:

– No, no; yo solo como ovejitas tiernas como tú.  

– Pues conmigo te equivocas, dijo la ovejita; voy a clases de Karate y de Kung-Fu. Y si te  acercas, vas a recibir de lo lindo.

– Bueno, bueno –dijo el lobo-, ¡solo era una broma!. Y se marchó corriendo, con el rabo entre piernas.

La ovejita le gritó mientras se alejaba: ¡diré a todos lo malo que eres, para que aprendas!.

MANUALIDAD: Hacer una OVEJITA (con algodón)  y un LOBO (con lana)

Necesitas:

ALGODÓN para el cuerpo de la OVEJITA
LANA para el cuerpo del LOBO
PEGAMENTO
CARTULINA
LÁPICES DE COLORES

Forma de hacerlo:

-Puedes comenzar pintando el fondo:  por la parte de arriba azul como cielo con algunas nubes blancas si quieres. Más abajo algunas montañitas. Al pie de ellas un suelo verde como prado, hasta abajo.

  • A continuación dibujas en perfil (línea externa) la OVEJA y el LOBO y pintas las patas de los dos y también la cabeza de la oveja.

De un paquete de algodón en rama arranca un buen pellizco para la lana de la oveja, y lo pegas en su cuerpo.

De un ovillo de lana cortas trocitos del largo del cuerpo del lobo, los pegas en horizontal para el cuerpo y en la dirección adecuada para las patas y rabo. Para el ojo puedes usar una pequeña lentejuela, papel coloreado o confetti que recortarás, etc. y para la boca fieltro rojo, como en el modelo… Y ya está. Suerte, artistas.

 

 

 

 

 

Facebook Messenger
Share This