KAIZEN; qué es:

A menudo resulta complicado hacer que  los niños/as asuman tareas en casa.

Se debe trabajar con ellos desde pequeños para que conviertan esas tareas en rutinas: por ejemplo recoger los juguetes, acostarse a su hora, el baño, y otras.

El método Kaizen, originado en Japón, ofrece la posibilidad de que aprendan las tareas fácilmente y casi sin trabajo.

En qué consiste el método KAIZEN

La palabra KAI significa cambio y ZEN hace referencia a sabidurí­a. Podría traducirse como evolución en sabidurí­a o mejora continua. Consiste en ir dando pequeños pasos que al final se conviertan en rutina adquirida.

Se trata de hacer una determinada actividad cada día a la misma hora durante un minuto.

Es el mínimo tiempo necesario para comenzar a instaurar un hábito sin que le produzca al niño o niña rechazo o pereza.

Al cabo de semanas, esa actividad habrá pasado a formar parte de su rutina diaria casi sin darse cuenta el niño/a.

Cómo funciona:

A partir de ese punto KAIZEN, el método, dará progresivamente mayor rendimiento: Es entonces cuando podemos ampliar el tiempo de la actividad a más y más minutos hasta el tiempo de la tarea completa.

Por ejemplo: el recoger los juguetes, que luego se ampliará a a tareas como ordenar los cuadernos del colegio etc.

Es fundamental que, terminada una tarea, se pondere o elogie su actuación: lo bien que lo ha hecho, que ahora al estar los juguetes ordenados no se pierden etc.

Cuándo aplicar el método Kaizen:

Se puede aplicar en todas las etapas de evolución del niño/a. Además de asentar rutinas, se aplica en el ámbito académico, para motivarles a avanzar en sus estudios y mejorar su rendimiento escolar.

Muy interesante es también aplicarlo en el deporte, la danza y otras artes, o el hábito de la lectura. El niño o niña  ha de llegar a entender que lo importante es avanzar paso a paso, que esos pequeños pasos, si persevera, podrán llevarle a grandes resultados.

Facebook Messenger
Share This