El 30 de Enero es el día escolar de la No Violencia y la Paz.

Es el día en que murió Mahatma Ghandi en New Delhi (India), hace 69 años. Ghandi es conocido como ‘Apóstol de la Paz’. Era hindú y trabajó toda su vida para conseguir paz e independencia para su pueblo. Luchó contra la injusticia y logró sus objetivos sin practicar jamás la violencia, sólo instruyendo a sus conciudadanos y con marchas pacíficas.

El lema de este día es: ‘amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra’.

Esta conmemoración sirve para reflexionar y conseguir que terminen las guerras, que solo traen muerte y destrucción. La guerra destruye las vivendas, los hospitales, las escuelas, ciudades enteras. ¡NO A LA GUERRA Y LA VIOLENCIA!

Queremos que todos los niños y niñas vivan en un mundo en paz. Hemos de conseguir construir mentalidades no belicistas.

 

 

Cuenta una antigua historia que hace muchísimos años un hombre llamado Noé oyó una voz que le decía: Construye un arca y mete en ella a tu familia y una pareja de animales de cada especie. ¿Por qué he de hacer eso? –preguntó. Dijo la voz: porque va a haber una gran tormenta de lluvia durante 40 días y sus noches.

Madre mía, pensó Noé, toda la Tierra va a quedar inundada. Noé y su familia se pusieron a construir una gran arca donde cupieran ellos y los animales; también acumularon en ella comida y agua para todos esos días de diluvio.

En 40 días no cesó de llover, hasta que por fin salió el sol. Toda la familia estaba muy contenta por poder  pronto salir ya del arca.

Papá, preguntaban los niños: ¿Cómo sabremos que ha terminado la inundación y que ya podremos  salir?

Noé tomó una paloma y la envió a explorar y pronto volvió. Pero después de siete días, volvió a enviarla y por la tarde volvió trayendo en el pico una ramita de olivo. Noé dijo entonces: Ya podemos salir del arca. ¿Cómo lo sabes?, le preguntaron sus hijos. Noé contestó: si ha podido traer una ramita de olivo, es que las aguas ya han bajado. ¡Cuánto sabes! le dijeron sus hijos, admirados. Por todo ello, la paloma blanca y el ramito de olivo son el símbolo de que han terminado los problemas, y un mundo sin problemas es un mundo en paz. La paz es el don más precioso que la Humanidad y todas las personas pueden tener. AMEMOS LA PAZ. TRABAJEMOS SIEMPRE POR LA PAZ.

Facebook Messenger
Share This